Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘27 Palabricas’ Category

27 palabricas

27 palabricas: primer abecedario aragonés para zagales y talludos. Zaragoza : Apila Ediciones, 2010. ISBN: 978-84-937102-7-9

27 palabricas es un álbum ilustrado, una composición artística realizada por 27 ilustradores aragoneses que se inspiran en las letras del abecedario para acercarnos de una forma simpática, plástica y curiosa palabras que utilizamos comúnmente en Aragón: badil, capuzar, chandrío festejar, guiñote, laminero, tozolón,…

Antón Castro prologa este libro recordando su llegada a nuestra tierra desde su Galicia natal. 

Javirroyo, Rubén Bellido, David Maynar, Miguel Ángel Arteaga, David Guirao, Ana González Lartitegui, Blanca BK, Carlos Velázquez, Silvia Bautista, Álvaro Ortiz, Edu Flores, Mario Ayguavives, María Felices, Jesús Cisneros, Luis Grañena, Fernando G. Grúas, Alberto Aragón, Calpurnio, Ernesto Navarro, Óscar Sanmartín, Ignacio Mayayo, Ana Lóbez, David Vela, Clara Marta, Chema Lera, José Luis Cano y Alberto Gamón son los ilustradores que plasman con sus creaciones diferentes corrientes actuales del panorama artístico aragonés.

Un libro para todas las edades, una ocasión única de descubrir letras y palabras de una forma muy distinta a la habitual, una colección de obras plásticas de calidad repletas de sensibilidad hacia nuestra tierra.

Una maleta de palabras de Antón Castro:

Cuando llegué a Aragón, en el tiempo en que los animales hablaban y bramaba la volada de cierzo, un amigo me dio las tres primeras palabras para mi maleta de viajero: Zaragoza, Huesca y Teruel, que existe como la equis. Unos días después, tomé un autobús con dirección al Moncayo: me habían dicho que era la montaña del poeta Gustavo Adolfo Bécquer y que en el invierno la nieve adquiría la forma de una corza blanca. Desde la cúspide se contempla el monasterio de Veruela, como un paraíso de piedra y silencio allá abajo, y se oye el canto de la oliva. Siempre he sido un poco gamberro y, ya que estaba tan cerca del cielo, decidí correr una pequeña aventura: me tiré por las laderas del monte que eran como esbarizaculos: no calculé bien y casi me caigo al vacío. ¡Zas! ¡Zas! Me salvaron los arbustos y algunas rocas. Tras el vuelo inesperado: tozolón, cuquera y manchurrón de sangre. Sobre el peñasco, vi corretear una sargantana. Zigzagueaba y alzaba su cabeza menuda como si quisiera divisar el mundo entero. O como si pensase que yo le podía servir de magra merienda…

F de Festejar de Blanca BK

O de Oliva de Alberto Aragón

U de Unto de David Vela

Anuncios

Read Full Post »